El tiempo en: Vejer
21/04/2024  

Absit Invidia

Aulas sin móvil

Esa figura policial, que tenga que controlar la entrada del móvil en las aulas, no puede recaer en el docente al que ya no respalda el principio de autoridad

Publicado: 15/12/2023 ·
17:30
· Actualizado: 15/12/2023 · 17:30
  • El móvil, ése oscuro objeto de deseo -
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

Decía Fernando Simón que era mejor no articular medidas si no estaba garantizada su viable ejecución. La prudencia dictaba qué recomendaciones sanitarias hacía a las comunidades autónomas en plena pandemia con miles de muertos en España. Aquella reflexión del celebérrimo epidemiólogo se me quedó grabada y asalta de vez cuando mi mente cuando escucho a las autoridades algunas de sus propuestas.

Ahora, hay un movimiento institucional más que atinado con el objetivo de reducir el uso de los móviles en las aulas. Andalucía, junto con Madrid, Castilla-La Mancha y Canarias, se han sumado a esa limitación que ahora intenta implementar el Ministerio de Educación con la intención, entre otras cosas, de prohibir el uso del celular en Primaria durante el horario lectivo.

El fin no puede ser más que plausible, pero ¿cómo se va a hacer? Ésa es la madre del cordero. Desde luego, esa figura policial que tenga que controlar la entrada del móvil en las aulas no puede ser el docente al que ya no respalda el principio de autoridad. Hacer recaer esa responsabilidad en las espaldas de los profesores y profesoras supone condenar al fracaso todo lo que se articule.

Fernando Simón.

Para poder aplicar la medida con sentido común y con el acuerdo de todas las partes implicadas, se sentarán a negociar tanto el Consejo Escolar del Estado como las comunidades autónomas en enero. En Primaria, no supone mayor problema porque a esas edades se entiende que la mayoría de los escolares carece de móvil. En Secundaria, según la idea que maneja el Ministerio, sólo se permitirá el uso del teléfono en base al proyecto educativo de cada centro. Por supuesto, no habrá móviles -o eso se pretende- en los recreos.

Al menos, en este tema hay unanimidad entre gobiernos de distintos colores, pero tendrán que hacerlo muy bien para que me convenzan como posible, razonable y prudente que un profesor le tenga que quitar el móvil a un alumno adolescente, que con el visto bueno de sus padres, se acuesta, levanta, come y caga con el celular. A ese joven con un nivel de dependencia brutal, casi patológico, hacia ese dispositivo que le permite socializar y compartir su vida con los colegas. Habrá que afinar bien para que las recomendaciones del Gobierno y autonomías tengan ese cierto aroma a Fernando Simón.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN