El tiempo en: Vejer
Jueves 23/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

El empuje cultural de la provincia afronta el reto de la excepcionalidad

A los proyectos de los Museos del Flamenco, Paco de Lucía y Camarón se unen la rehabilitación del Teatro Romano de Cádiz y los hallazgos en Trafalgar

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, visitó este jueves los nuevos hallazgos arqueológicos en Barbate, junto al Faro de Trafalgar.

Los restos arqueológicos descubiertos bajo las dunas de Trafalgar

Andalucía tiene una cultura y un patrimonio que no tiene nadie en el mundo. Alguien que viene de fuera puede hacer, sin salir de Andalucía, un viaje por toda la historia de occidente”. Así lo reivindicaba este jueves la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, tras su visita a la zona del Cabo de Trafalgar, bajo cuyas dunas han sido descubiertas unas termas romanas y una tumba de la Edad de Bronce intacta, con restos humanos y ajuares, a partir de una investigación desarrollada por investigadores de la UCA. Un hallazgo que se incorporará con el tiempo a ese relato patrimonial e histórico de Andalucía y que por ahora parece desbordar las expectativas iniciales.

La UCA se encontraba llevando a cabo un proyecto de investigación para datar los orígenes de la acuicultura romana en la provincia. “De pronto nos pidieron hace un año permiso para excavar y hacer catas arqueológicas, y en marzo intervinieron y han descubierto un enorme asentamiento de distintas civilizaciones durante muchos años, hasta el punto de que ha aparecido una villa marítima, con sus propios viveros, los salazones, sus termas, con sus conductos de calor... Y es solo una primera intervención. No solo eso, también han descubierto que los romanos no fueron los primeros, porque han encontrado una tumba megalítica, de la edad del bronce, con 3.800 años, que estaba absolutamente hermética desde entonces, con los restos funerarios de 7 mujeres y un niño, con su ajuar funerario, joyas en perfecto estado, y lo que queda”. Del Pozo no oculta su fascinación por los restos que han vuelto de nuevo a la luz y ha confirmado que han dado un permiso de un año más para que los investigadores sigan adelante con su trabajo, unido al inicio de los trámites para proteger como Bien de Interés Cultural (BIC) las termas romanas, la tumba monumental de la Edad de Bronce y las piletas de una fábrica de salazón, también de época romana, que fueron descubiertas con anterioridad. Asimismo, la consejera tiene previsto hablar con los titulares de los terrenos (el Estado y Medio Ambiente) sobre una posible musealización y creación de un circuito cultural y patrimonial.

A la espera de conocer la dimensión exacta del asentamiento de Barbate -las características de la tumba hacen pensar que el Tómbolo de Trafalgar fue una necrópolis y que en los alrededores probablemente haya más enterramientos descansando bajo la arena de las dunas, que es lo que ha facilitado la conservación delos restos-, tiene visos de convertirse en un nuevo atractivo para el turismo cultural en un futuro a medio y largo plazo, tomando como ejemplo el cercano complejo de Baelo Claudia. Una oferta que se incrementará mucho antes a través de otra serie de apuestas realizadas desde la Junta de Andalucía que van a incrementar los atractivos de la provincia de Cádiz y tomando la cultura como eje vertebrador de la misma. Entre ellos se encuentra el Museo del Flamenco de Andalucía previsto en Jerez y del que se acaban de licitar las obras  por casi siete millones de euros con el objetivo de que estén culminadas en 2023.

“En 2023 tienen que estar sí o sí -recalca la consejera-, ya que las últimas certificaciones hay que presentarlas ante Europa en junio de 2023”, por lo que las obras tienen que empezar “antes de que acabe este año o a principios de 2022”, ya que el plazo de ejecución previsto es de unos 23 meses.

Ubicado en la Plaza Belén de la ciudad, junto al que será el Museo de Lola Flores, impulsado por el Ayuntamiento de la ciudad, el Museo del Flamenco de Andalucía incorpora como valor añadido al contenido previsto en el mismo en que será “el único de su categoría en el mundo”. Del Pozo no se atreve a equipararlo directamente con el Museo Picasso de Málaga -“es una maravilla como funciona ese museo”, admite-, “pero museos de Picasso hay más de uno en el mundo. Del flamenco solo estará el que habrá en Jerez, y eso supondrá un enorme revulsivo. Además teniendo en cuenta el eje flamenco que se va a formar en Cádiz, ya que cuando abran sus puertas el Museo Camarón en San Fernando, el de Paco de Lucía en Algeciras, y el del Flamenco en Jerez, la provincia se va a salir del mapa con su ruta del flamenco”.

Con respecto a los museos dedicados a Paco de Lucía y Camarón de la Isla, la consejera sí ha reconocido que el primero lleva algo de retraso, aunque ya está a punto de licitarse; de hecho, se financia a través de los fondos ITI y la Consejería ya ha transferido el 75% de los fondos. “Así como el de Camarón está a punto de abrirse al público, el de Paco de Lucía está en licitación, pero va en tiempo”. Eso sí, todos tienen que estar en 2023. Es el objetivo.

En el caso de Cádiz, acaban de producirse novedades en torno al futuro del Teatro Romano, ya que la Junta ha aprobado el proyecto básico de las obras de reordenación urbana, adecuación de accesos y conservación, restauración y puesta en valor, con un presupuesto de licitación para la primera fase de 1.448.000 euros. En la misma “se propone la rehabilitación del edificio de la Posada del Mesón para su uso como nuevo centro de acogida y de acceso principal de visitantes, también la ampliación del uso expositivo actual del Centro de Interpretación y como contenedor de uso de investigación, estudio y administración relativa al propio Teatro Romano, mientras que en la segunda  se intervendrá en las cáveas, ambulacro y borde meridional del Campo del Sur para la consolidación, restauración y rehabilitación del Teatro por un lado, y por otro lado su  puesta en valor respecto al entorno urbano circundante. “Es un obrón -ensalza la consejera de Cultura-, pero vamos bien. Hasta el 18 de agosto tienen de plazo para presentarnos el proyecto de ejecución de obra y lo sacaremos a licitación. Espero que las obras estén en marcha en enero o febrero de 2022. Después abordaremos la segunda fase”.

El Museo Arqueológico de Cádiz, por su parte, sigue a la espera de una reclamada rehabilitación, aunque la misma depende de los acuerdos con el Ministerio de Cultura. Para Del Pozo “es una prioridad. Hemos hecho pequeñas reformas, y dentro de unos meses, cuando la UCA nos devuelva las piezas de los hallazgos de Barbate queremos exponerlas allí, lo que será un nuevo motivo para visitarlo”.

Pero en Cádiz, sobre todo, se habla actualmente de la aspiración de convertir a su Carnaval en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en cuya tramitación desempeña un papel fundamental la Consejería de Cultura. “Estamos entusiasmados, en permanente contacto con los colectivos. Es una labor de todos para presentar la mejor candidatura. Ya lo hicimos Bien de Interés Cultural y ahora hay que unificar la candidatura. No se puede dar un plazo de cuándo se podrá presentar, porque lo importante es defender la excepcionalidad de la candidatura, por qué tu carnaval es patrimonio mundial y los demás no, en qué se diferencia de los demás, qué tiene de excepcional, y hace falta apoyo social, describir las peculiaridades antropológicas, su historia... En eso se está trabajando de cara a los formularios que hay que presentar de cara a conseguir el primer paso, que es entrar en la lista indicativa”, describe Del Pozo, quien destaca el enorme trabajo que se está realizando en materia cultural en la provincia de cara a consolidar una oferta en la que va a prevalecer su distinción y singularidad.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN