El tiempo en: Vejer
Jueves 23/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Vejer

Manuel Jesús Melero: “La oposición tan irresponsable que hay en Vejer me hace más fuerte”

Hablamos con el concejal de Cultura, de Agua, de Núcleos Rurales y de Ganadería y Agricultura en el Ayuntamiento de Vejer

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Manuel Jesús Melero
  • Sí es cierto que te retrasa y te distrae en la gestión porque están apagando fuegos y tienes que dar respuestas a las demandas del día a día"
  • "Creo que hay cuestiones en las que debe existir lealtad desde la oposición y no politizarlo todo. No es leal, ni respetuosa".

Quedan apenas dos meses para que se cumpla un año de este nuevo mandato en Vejer con la entrada del equipo de Gobierno socialista a la Alcaldía… ¿Qué tal, cómo estás?

No había sensores para medir el cloro. No había un sistema automatizado para la apertura y cierre del abastecimiento. No había contadores sectoriales para medir el caudal que se consume en los distintos barrios. Lo hemos tenido que hacer nosotros gracias, eso sí, a una serie de profesionales con los

–Pues estoy muy bien, satisfecho, con mucho entusiasmo y mucho más ilusionado de lo que estaba cuando empecé. Y sé que parece imposible porque cuando uno se presenta a unas elecciones lo hace con toda la ilusión del mundo y cuando empiezas a trabajar te das cuentas de que hay mucho por hacer, y claro, consideras que se pueden cambiar y mejorar muchísimas cosas. Y por eso digo que estoy mucho más ilusionado y con muchísima más fuerza que hace diez meses. Veo que hay mucho campo de trabajo y muchas cosas por mejorar.

 

En entrevistas a compañeros y compañeras de su equipo de Gobierno me decían que la espinita que tienen es que en estos primeros meses han estado apagando fuego y que aún no habían podido poner en marcha sus ideas y proyectos…

–Eso es una realidad. Nos hemos encontrado un ayuntamiento con una deuda tremenda, con los proveedores como locos llamando a diario a las puertas… eso es un obstáculo que te impide arrancar con toda la mecha que esperabas. Quizás nuestras propuestas e iniciativas se están retrasando un poco precisamente por eso. Pero una cosa no quita la otra, es decir, tenemos la fuerza para emprender esas iniciativas. Sí es cierto que te retrasa y te distrae en la gestión porque están apagando fuegos y tienes que dar respuestas a las demandas del día a día. Ahora seguimos apagando fuego pero ya estamos andando y empujando el carro aunque no con la fuerza que pretendemos y que vamos a lograr.

 

Además de apagar fuego, ¿tiene la sensación de que enfrente hay una oposición dura?

–Es dura pero sobre todo es irresponsable. Muy irresponsable porque cuando has estado doce años gobernando un municipio, no puedes exigirme a mí que llevo diez meses, lo que ellos no han sido capaces de hacer. Y hay una cosa que siempre digo, esa tensión, esa oposición tan intensa, tan irresponsable, a mí me hace más fuerte, no me debilita que es quizás lo que ellos están pretendiendo. Quieren desestabilizar y desquiciar a un equipo de Gobierno que tiene la cabeza en su sitio y los pies en la tierra. Lo que pretenden, al menos en mi persona, no lo van a conseguir porque me hace más fuerte y me induce a intensificar aún más el trabajo y las horas de gestión.

Manuel Jesús Melero

¿No es una oposición constructiva?

–Para nada, para nada. Nos encontramos con obstáculos, palos en las ruedas, zandillas… cada mañana nos desayunamos con mensajes en las redes del tipo ¡Muy grave! ¡Increíble!... Se les ha olvidado que ellos ya no gobiernan. Nosotros tenemos nuestro programa e iniciativas que nada tienen que ver con las suyas. De hecho, por eso ya no están. Nosotros diseñamos nuestras actuaciones culturales, turísticas, deportiva… no se trata de dar continuidad a lo que hicieron, aunque ojo, eso no quiere decir que aquellas cosas que funcionaban sigan siendo impulsadas por nosotros.  Por ejemplo, el otro día dijeron qué ocurría con el concurso de fotografía Silverio. Pues sí, se va a celebrar porque además fue una propuesta del PSOE cuando estábamos en la oposición y que ellos impulsaron y recuperaron el último año de su gestión. Ellos sí que eliminaron todo lo que olía a la antigua gestión socialista como el Hermanamiento con Chauen o el Zoco Andalusí. En el caso del concurso se celebrará en octubre y se hará en la semana de las Hazas de Suerte y relacionado con esa temática. La idea es organizar los eventos con armonía y coherencia. Ahora en abril hay muchas actividades, la Semana Santa, la Feria, la Semana de los Patios, el Día Internacional del Jazz… y no lo vamos a poner ahí por el mero hecho de que ellos lo organizasen en abril. No, ahora gestionamos nosotros y seremos responsables de hacerlo mejor o peor, pero haremos lo que consideremos que es lo mejor para Vejer.

 

Respecto a la oposición, el PP pidió su dimisión hace unas semanas por el proyecto del Matadero…

–Sí, y por algo que ellos no hicieron. Ellos lanzaron una batería de mentiras de corto recorrido que se las ha desmontado la propia Junta de Andalucía, sus amigos como ellos decían. Ellos compraron los terrenos, que iban a cederlos a la Junta para que construyese el matadero a través de un convenio, luego dijeron que ya había partida presupuestaria desde la Junta para 2023… Y ahora nos encontramos que la Junta nos dice que eso no consta y que saldría a concurrencia competitiva, la cual se convocó en enero a la cual podía optar cualquier municipio con unos plazos muy cortos para presentar un proyecto en base a cinco millones de euros de inversión, lo que supone una contratación de unos 400.000 euros con lo que ello supone para una localidad como Vejer con 20 millones de euros de deuda. Ellos ni hicieron proyecto, solo dijeron que le cederían el terreno a la Junta para que lo construyese, y van piden mi dimisión.

 

¿Cómo habéis actuado?

–Pues recurrimos a la Diputación de Cádiz para que nos den apoyo y asesoramiento técnico porque nuestros recursos son limitados. Pedimos una prórroga para presentar la documentación y nos contestaron que no. Nos hemos reunidos con técnicos y políticos… y la situación es la que es. Recibimos la provisionalidad del adjudicatario y el suplente después de que el PP de Vejer lo publicase. Y lo hicieron por revanchismo. Ellos pensaban que en Vejer no iba a haber eventos, fiestas, gestión, y ven que es todo lo contrario, está saliendo todo porque sencillamente estamos trabajando y porque somos valientes a la hora de tomar decisiones, con las que podemos acertar o equivocar, pero las tomamos. Ahí está el Toro Embolao. Pusimos un calendario, nos reunimos con la comisión de organización y seguridad, y marcamos el itinerario a seguir dependiendo del tiempo. Y eso les molestó y mucho. Les ha molestado que después de Picasso, que no lo pagaron, llegue ahora Goya. Hemos conseguido también que en el Polígono Industrial se pueda atender las demandas d los agricultores y ganaderos de Vejer sin que tengan que desplazarse a la OCA (Oficina Comarcal Agraria) que está en Medina. Pues también les ha molestado y lo que hacen es atacar. Ahora me ha tocado a mí con el Matadero y con la Feria Ganadera…

 

Bueno, sobre la Feria Ganadera, ¿qué ha ocurrido?

–Eso tiene su hoja de ruta. Cuando se acerca la Feria, me pongo en contacto con aquellas personas que han estado junto al Ayuntamiento gestionando la Feria Ganadera. Les digo que cuento con ellos. Luego me doy cuenta que ellos reclaman que sea el concejal el que llame directamente a los ganaderos. Y hago una ronda de llamadas para conocer sus intenciones y su predisposición. Convoco una reunión en la que siempre hubo cordialidad. El tiempo pasa, convocamos otra reunión a la que no asisten y les vuelvo a llamar porque había que tomar una decisión. Veo que hay dudas y que hay un cierto desánimo. Es verdad que algunos me comentan que estaban desencantados con el alcalde y el Ayuntamiento porque no se les ha apoyado en sus reivindicaciones. Les dije que tuvieron el apoyo total y que el alcalde se plantó en una manifestación donde les anunció la convocatoria de un pleno extraordinario con una propuesta institucional de apoyo al sector, algo que no ha hecho casi ningún consistorio. Apoyar al sector no es sacarse una foto en un tractor, apoyar es proponer y es respetar, como hemos hecho nosotros. En fin, cuando había ya que tomar una decisión me dijeron que no tenían ánimos porque lo estaban pasando mal con los costes y los precios en el mercado. Y desde el Ayuntamiento respetamos esa postura y que desde ya comenzamos a trabajar de cara al año que viene. Fue una pena y una tristeza que en el recinto ganadero que nosotros hemos instalado no hubiera ganado, aunque le hemos dado todo el protagonismo al caballo y los burros de pura raza andaluza. Y es que la realidad es que es una Feria hecha por y para los ganaderos de Vejer, que son los protagonistas… no es cuestión de política. Mi responsabilidad es que hubiera un espacio para el concurso y la exposición ganadera, lo cual se hizo. Y hecho todo lo posible para que viniesen.

 

¿Sientes que has hecho todo lo posible?

–Sí, y lo he hecho desde el máximo respeto y consideración para con ellos.

 

A parte del desánimo, ¿cree había algo de política detrás de esa decisión de no asistir?

–¿Lo dudas? Es claro y evidente. Creo que hay cuestiones en las que debe existir lealtad desde la oposición y no politizarlo todo. No es leal, ni respetuosa. Ellos van minando pensando que mientras peor, aunque sea a costa del pueblo, mejor para ellos. E insisto, esa forma de actuar me da fuerza. Mira, no suelo contestar en redes pero el otro día puse la cronología del Matadero, con declaraciones del PP en los medios. Y esa es la realidad. Tengo claro que por falta de trabajo y dedicación no va a ser. Además, las decisiones no las tomo yo solo. No hay ni un solo ganadero al que yo no le haya llamado porque siempre tengo la mano tendida. Aquí se trata de sumar. Si alguien con otros intereses o que pretenda obstaculizar el desarrollo de la feria, eso no voy a ser yo.

Manuel Jesús Melero

Bueno, al final la Feria bien, ¿no?

      –Pues sí, muy contento. Es más, si trabajar en la organización de la exposición de Goya ha sido una experiencia enriquecedora, trabajar en una parcela tan desconocida para mí como la ganadería, a mí me ha resultado muy gratificante. He estado todos los días desde muy temprano en el recinto de exposiciones, tratando de conocer cada paso y aprendiendo, porque, otra cosa, aquí parecía que estaba todo hecho pero para nada era así, el descontrol que había era brutal. Y es que este ‘grandioso’ concejal de Ganadería jamás ha puesto al pueblo de tonto, los que pensaban que el pueblo era tonto eran ellos y pensaban que podían seguir engañándolo con todo, con el Parador, con la ITV, con el Matadero, hasta con los patinetes que ahí están y no pagaron… de hecho tenemos que pagarlo ahora nosotros y va en el Presupuesto.

 

Tras la Feria, ¿qué notas en la calle?

–Pues que la gente ha vivido la Feria con intensidad, con ganas. Este tipo de feria son ferias familiares, para disfrutar, para convivir, para estar felices… no para estar politizándola, algo que nosotros nunca hicimos cuando estuvimos en la oposición. Y claro que nosotros queremos el mejor alumbrado para nuestra feria y los mejores adornos que estaba el Real de la Feria precioso… Claro que queremos la mejor programación. Pero eso no da pie a que estén atacando con todo y por detrás haciendo como si ellos todavía estuviesen gobernando. No puede ser que digan que el alumbrado está muy bonito pero entonces tan mal no estaría el Ayuntamiento cuando se han gastado el dinero en eso… es criticar por criticar… qué quieren, ¿una feria sin alumbrado?

 

Hablamos ahora de su Concejalía de Cultura… una delegación muy potente porque Vejer es un referente cultural en la provincia…

–Sí, es un referente cultural ya no solo por el Patrimonio y la Historia que atesoramos, sino también por la intensa agenda cultural que tenemos. Nos llaman continuamente escritores locales y foráneos locos por presentar sus libros aquí. Eso me llama la atención. Nosotros hemos recuperado, porque forma parte de nuestra historia, el Hermanamiento con Chauen y queremos recuperar el Zoco Andalusí para que nuestras calles tengan esa esencia de nuestro pasado. Luego está el Jazz Vejer, Vejer Flamenco… seguimos apostando por todos esos eventos y también echamos manos de la Diputación a través del Planeamos, como siempre se ha hecho. Luego está la Semana de los Patios con Microteatro en el Castillo. Obras de teatro… la idea es dar vida a todos los equipamientos y rincones culturales que tenemos. De hecho casi no tenemos un hueco los fines de semana. Luego está nuestro Castillo, nuestro Museo de Costumbre y Tradiciones, nuestro Museo con exposiciones muy interesantes además de la de Goya… Y eso que cuando llegué no había técnico de Cultura, había un director de Museo que se ha ido a la Universidad y estamos en pleno proceso de estabilización. Dice el PP que me quejo de que estoy solo, de que no hay compañerismo, pero no, no me quejo de mis compañeros, lo que no tengo es un técnico y a pesar de eso ahí estoy dando el callo y trabajando.

 

Hay alcaldes, como el de Zahara de los Atunes, que apuestan por la cultura para luchar contra la estabilización del turismo estival…

–Estoy de acuerdo con esa reflexión y con esa apuesta. Es lo que ha comentado nuestro alcalde en la presentación del Jazz Vejer. Ahí está el Día Internacional del Lomo en Manteca, la Semana de las Hazas… y es que ya prácticamente la temporada alta comienza con la Semana Santa y no acaba hasta octubre. Aquí tenemos eventos importantes y que son referentes durante todo el año. Eso sí, no podemos olvidarnos que las infraestructuras de Vejer son las que son. Es muy difícil mantener durante todo esa intensidad de actividades porque quieras o no, cualquier evento acaba masificándose. Por eso soy partidario de la calidad antes que la cantidad pero tampoco podemos ponerle puertas al pueblo, y cuando organizas algo con calidad y le das promoción, la gente viene a disfrutarlo. Además, es necesario para la economía local, para la hostelería, para la vida del pueblo.

 

¿Tiene en mente algún evento que le gustaría poner en marcha?

–Tengo muchas cosas en mente pero en esto de la política mejor no desvelar nada porque viene otro y lo lleva como propuesta propia al pleno (jajajajajajajaja). Soy muy celoso de mis ideas pero sí, estoy trabajando en ellas.

 

Pueblo agrícola, pueblo ganadero, pueblo cultural y uno de los pueblos, sino el que más, con más pedanías y núcleos rurales de la provincia… Delegación que está también bajo tu responsabilidad…

–Sí, es el que más tiene.

 

¿Qué es lo que hay que hacer y qué es lo que le demandan?

–Una de las cuestiones que llevábamos en el programa electoral era que si tenemos 22 pedanías, lo que no puede haber son cinco concejales repartiéndose las pedanías porque luego la ciudadanía no sabía a quién dirigirse cuando tenía una demanda o una necesidad. En este caso el edil soy yo y trabajamos codo con codo con las distintas juntas directivas de las asociaciones de vecinos de las pedanías. Y lo que nos reclaman es el arreglo de caminos, la luz, el agua y luego la organización de sus fiestas. Para mí es un trabajo sacrificado porque son 22 pedanías pero no deja de ser muy gratificante. Aunque sea edil de Agua, al final en las pedanías me llaman para el agua, la luz, los parques… pero al menos tienen un referente y saben a quién dirigirse. Además vamos a poner en marcha las brigadas de trabajadores para dichos núcleos que llevamos en el presupuesto y que una vez que se licite el servicio, pues podamos coordinar todos los trabajos de desbroce, de jardinería, de mantenimiento, de viarios, con lo que todo será mucho más efectivo. Esa es nuestra gran apuesta para atender a los núcleos rurales en primera persona. Y es que esos servicios con los trabajadores que tenemos en el Consistorio no son tan efectivos porque hay muchas áreas unipersonales. Creo que esas brigadas marcarán un antes y un después en la gestión de los núcleos rurales.

 

Ya que lo menciona, pues le pregunto por los presupuestos…

–Están a la vuelta de la esquina. No se han aprobado antes porque continuamente nos llegan requerimientos del Tribunal de Cuentas, de la Junta… Por lo tanto, que los del PP no se vengan arriba porque se van a chocar con el techo porque este retraso es fruto de su gestión. Nos dicen que llevamos diez meses echándoles las culpas a ellos de los problemas en la gestión, y ellos estuvieron hasta el último pleno de su último mandato le estaban echando la culpa al último gobierno socialista de Antonio Verdú. O sea, qué me están contando…

Manuel Jesús Melero

¿Es posible un bus para que los vecinos y vecinas de las pedanías tengan mayor comunicación con el centro urbano y el hospital?

–Es algo que hay que estudiar muy detenidamente porque no es tan fácil su puesta en marcha. El PP buscó un autobús, lo puso a funcionar y no se había enterado ni la secretaria municipal. Dentro de la complejidad de ponerlo en marcha hay que analizar muy bien hasta qué punto es efectivo. Nuestra intención es hacerlo con un autobús con sus horarios, sus paradas y con la flexibilidad que nos ofrece las distintas temporadas. Queremos que haya conectividad y eliminar trabas a la hora de desplazarse al hospital o al casco urbano. Eso sí, es complejo.

 

A pesar de la complejidad de sus áreas de responsabilidad, le veo centrado…

–Estoy centrado porque soy realista. Sé de la dificultad a la que me enfrento a diario. Lo que no podemos es perder el control porque todo se basa en la planificación. Nosotros no personalizamos la gestión en las redes sociales. Lo hacemos a través de los cauces oficiales del Ayuntamiento. Y lo que hacemos es planificar. Cuando anuncio que se están desbrozando caminos en tal o cual pedanía, siempre salta un ciudadano de otro núcleo preguntando que en el suyo cuándo se hará… Es algo normal pero es que está planificado y hay una organización. Lo gratificante es cuando voy por la calle y me dicen, oye, ha quedado genial… eso es lo que me da fuerza y tranquilidad porque poco a poco vamos a llegar a todos los sitios. Tratamos de dar respuesta de manera planificada y coordinada, pero luego hay que priorizar porque surgen cuestiones urgentes del día a día. En definitiva, la tranquilidad me la da saber qué es lo que queremos hacer y saber que lo único que no queremos hacer es engañar a nadie, ni crear falsas expectativas. Prometer poco, pero sí conocer el problema in situ.

 

Y ahora vienen las fiestas y las ferias en todas las pedanías y núcleos rurales…

–Efectivamente. Y ahí también estoy yo colaborando codo a codo con las asociaciones vecinales. Algunas tienen mucha experiencia en la gestión, organización y programación, y otras que no. Y a estos hay que ayudarles para que sus fiestas sean tan buenas como las de los demás. Eso sí, es verdad que nos faltan horas del día para ello…

 

Pues es lo que le iba a preguntar, ¿de dónde saca esas horas?

–Pues se las robo a mi familia, a mis aficiones (soy entrenador nacional) y al sueño. El teléfono me permite tener contacto con mis chicos pero hay menos contacto presencial y físico. Pero también le quito mucho tiempo a mi familia (se emociona)…

 

¿Merece la pena aunque sea por Vejer?

–Es que se trata de eso, es por mi pueblo. Se trata de tener voluntad y vocación de intentar mejorar mi pueblo. Cuando terminé mis estudios tuve la posibilidad de quedarme fuera pero quise venirme para ayudar a mejorar Vejer desde el ámbito profesional y político. Y esto es vocacional y le dedico mucho tiempo. No me quejo pero sí me faltan horas para hacer todo lo que quiero hacer y para atender a mis vecinos y vecinos. Y esto es muy importante en política, atender como se merece cada persona y colectivo.

 

Sigamos. Para más inri, es usted concejal de Agua quizás en uno de los peores momentos para serlo debido a la sequía que afecta a todo el territorio…

–Sí, efectivamente, en el peor momento.

 

Y sin agua no hay agricultura, ni ganadería, ni turismo, ni cultura…

–Sin agua, no hay nada. Es un reto apasionante. A mí me dice el alcalde que me va a quitar una delegación y me dice el Agua, y le digo que no. Es un reto porque es un servicio que ha estado abandonado durante muchos años. Donde había siete trabajadores ahora llega y te encuentras dos. No había nada automatizado. Las infraestructuras eran precarias. En los últimos meses hemos arreglado más de 400 averías que se dice pronto. Averías algunas históricas que llevaban años tirando agua. A través del Consorcio nos enteramos que perdíamos el 40 por ciento del agua que pagábamos o por fraude o por averías. Nos hemos dedicado a eso. Yo me marqué esa prioridad, el agua. No teníamos Jefe de Servicio (aún estamos en ello), no teníamos apenas fontaneros, no teníamos nada… se ha estado ¡un año sin facturar!, de locos, de verdad. Era un reto y lo estamos solucionando. Y ojo, que la sequía está para quedarse… Y aunque han tratado de politizarlo, nosotros hemos pedido flexibilización en las medidas porque tenemos un caudal al día que se puede agotar según consumo a cualquier hora, tenemos que cortar el agua porque soy el responsable de que a la hostelería, a los ciudadanos y a las empresas y comercios, no les falte el agua. Me da igual la crítica, pero la tengo que cortar. Lo que pedimos es que nos suban el volumen porque no tenemos trece mil habitantes… desde marzo a octubre estamos en una horquilla entre 22.000 y 30.000 habitantes.

 

Es un problema que tienen los municipios como Vejer que son referentes turísticos…

–Sin ir más lejos ahí está el Circuito del Sol que se celebra en Montenmedio. En torno a unas mil personas de las que acuden, están aquí en Vejer. Y consumen agua y no son conscientes de que no la tenemos. Y ahora viene el verano. En Semana Santa estuve en contacto continuado con el Consorcio para preguntarles si consideran que había que seguir con las medidas o podemos relajarnos… Y me dijeron que había que seguir porque el problema sigue estando. Y este lunes me volví a poner en contacto con ellos. Es verdad que se han flexibilizado las medidas y que se va a aumentar el caudal, pero eso lo sabremos este viernes (por hoy). Por lo tanto seguimos con las mismas medidas porque la sequía ha venido para quedarse. Si somos capaces de seguir sin gastar por encima de nuestras posibilidades, que es lo que hemos estado haciendo, si nos suben un poco el caudal, y si somos capaces a través de un informe de demostrar que aquí hay una población flotante de alrededor de los 15 o 16 mil habitantes, pues tendremos más garantías. Hablo de responsabilidad.

 

A qué se refiere…

–Pues que quienes nos critican ahora, cuando gobernaban no hicieron nada y nos encontramos una situación digna del pleistoceno. No había sensores para medir el cloro, que había que hacerlo de manera presencial. No había un sistema automatizado para la apertura y cierre del abastecimiento. No había contadores sectoriales para medir el caudal que se consume en los distintos barrios y zonas del pueblo. No había nada y lo hemos tenido que hacer nosotros gracias, eso sí, a una serie de profesionales con los que nos debemos quitar el sombrero. La prioridad es esa y no la foto. Por eso digo que tengo delegaciones muy gratificantes, como Cultura, pero aún así tengo que tener el puñito cerrado. Y hay otras, menos gratificantes pero prioritarias como el Agua, pero es cuestión de salud pública y de vida. E insisto, que me critiquen porque voy a seguir trabajando por mejorar y garantizar que a Vejer no le falte el agua. Es verdad que hemos cortado muchos enganches irregulares y por los que se perdían muchos metros cúbicos de agua. Y con todos los que he hablado y que estaban muy enfadados conmigo, les he dicho que tengo una responsabilidad enorme y es que quiero que cuando un vecino llegue a su casa, se pueda duchar, pueda cocinar… igual que el que tiene un negocio, un restaurante, un hotel, una peluquería… quiero que no les falte el agua. Es mi responsabilidad y eso es prioritario y lo otro no está bien hecho. Me obligan a evitar averías y a que no haya fraude. Sé que es desagradable pero aún lo es más no tener agua.

Manuel Jesús Melero

También hay una responsabilidad del ciudadano… es decir, que sea consciente de que no se puede malgastar el agua…

–Ahí hemos hecho mucho hincapié a través de una campaña de concienciación a través de AEOPAS (Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento). Hemos hecho número y hemos comprobado la cantidad de litros que se pierden en gestos en los que no reparamos. Y es que esto es responsabilidad de todos. Para mí no es agradable cortar el agua… pero es fundamental evitar el acopio que ocurría cuando se anunciaban los cortes con mucha antelación. Mucha gente llenaba su bañera para luego vaciarla cuando regresaba el suministro. Otro problema que estamos intentando solventar a través de válvulas reguladoras de presión, es mejorar la presión en las zonas altas donde cuando se cortaba el agua, tardaba muchas horas en recuperarse esa presión. Y ahí estamos incidiendo a través de ventosas para que suelten el aire a la mayor brevedad posible. Y es que el problema de tres vecinos es el problema de todos.

 

Bueno, concluimos esta amplia entrevista tal y como empezamos… a pesar de todo, le veo ilusionado… ¿cierto?

–Sí, estoy muy ilusionado. Mi entusiasmo es total. Claro que hay días mejores y días peores, hay días agotadores y días muy gratificantes. Pero siempre digo que en mi caso, ante la adversidad me crezco y me hago más fuerte. No estoy acostumbrado a que me regalen el oído y que me den palmadas en la espalda. Estoy preparado para la crítica que me empuje a mejorar mi trabajo. No estoy acostumbrado al elogio y sí a la crítica. Eso sí, el elogio tampoco viene mal pero no me daña, ni me achanta la crítica política que viene por parte de una oposición tan irresponsable como irresponsables fueron durante los años en los que estuvieron gobernando.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN